viernes, 19 de febrero de 2016

Ahora nos sentamos.

Ella me contó
que debés estar
cuidando tu silla.
Hago lo que puedo,
pienso.
Y nos morimos
de calor.
Lo inofensivo
en la amistad.
Lo que nos salió
de mi boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario