martes, 1 de noviembre de 2016

Alacena

Tengo un tema con los muertos. Sí, desde el 2000 se supone que vienen personal pero vienen desde hace mucho. Desde el tío de mi viejo como mi abuela materna que quizá supo de mi hermana que crecía desde la panza de mi mamá mientras se iba.
Hay algo que dijo mi abuela antes de morir y se lo dijo a mi tío antes de morir y debe ser un karma. Se resume de una manera nunca fidedigna: Nunca les dije lo que sentí por ustedes, pero que sepan algo que nunca les dije: Que los quiero mucho. Mi tío se lo contó a mi mamá y creo que se hizo carne.
Mi vieja cada vez que no estamos enemistados o sí, siempre tenemos un código para comunicarnos. A veces hago de médium con mis hermanos. La relación, para algunos perversa, con mi mamá cambió hace una semana.
Rompi las alacenas de la heladera, sin querer. Si lo analizo tenía sed. Un estruendo despertó del sueño a mi vieja y a mi hermana y algo apareció. Un cuerpo duro que caminaba por la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario