viernes, 26 de agosto de 2016

Por los pelos de Vilouta

-Hoy un amigo posteó el papiro con el que El marqués de Sade hizo sus obras. Parecía un papel higiénico. DESARROLLE:
Me contó varias veces que estaba de oferta en el Carrefour de San Lorenzo y leí versiones de pocos pesos que deben estar escondidas en alguna biblioteca. Para algunos, me masturbé sobre lo mismo, pero estoy encontrando que eso mismo como motor para otros rollos de papel.

-Hay palabras que no uso pero se me pegan como alimañas cada vez que digo algo. Como una sed venenosa ante la punta del iceberg. DESARROLLE:
Me pasaron una novela para leer que mezcla peleas que podrían ser deseos de un tipo que fui y se fue.
No soy amigo del lujo aunque soy amigo del diseño. Lo que salió de ciudad universitaria, queda en Ciudad Universitaria.

La paranoia de El Maquinista la pasé cuando me mudé sin saber a quién iba a atropellar. My Billy Elliot real. DESARROLLE.
Creí ser un pro y soy más PRO que el lindo con la que salía con. Cociné poco. Cuando lo hice algo fue por instrucciones de alguno. Muy Núremberg.

CONCLUSIONES.
Somos soretes de verdad.

-Pablo dijo algo sobre Pinterest. Sí-

viernes, 19 de agosto de 2016

Cantata de lisa a un puente amarillo

Cuerdas de acero inestables. Una en cada atmósfera, como los días. Estoy tratando de sacar algunas canciones que tienen algunos esbozos que nacieron de otros finales. Con el tiempo de escucha salen otras secuencias. Me siento, pero me voy a fumar un cigarrillo y vuelvo. No puedo.
Me abrí un vino. Con el pasar del tiempo, no puedo congeniar el sueño reparador de lo que quiero. Puede salir pero a cada paso que doy la canción, que es la misma. Estuvo guardada por mucho tiempo y me doy cuenta que hasta Paul McCartney compone canciones para emojis. Hay canciones que por el audio perdieron el sonido pero no el tiempo. Esta mañana pensaba como Robert Smith dejó los pedales chorus y se quedó con el flanger. Charly García confesó que con LSD escuchaba con ese efecto.
La guitarra me da una inmediatez que antes no tenía. No lo estoy hablando desde el lenguaje de los cuerpos, sino que puedo dejarme huellas que me dejan callos al sonar. En una dimensión verborrágica de la bronca que se martilla en una carbonilla que se parte dibujando un pentagrama imaginado.
Tengo que dejar los cuadernillos y enfrentar a los profesores con una canción que termine. De un sillón, que ahora me siento en una silla. No quiero quedar durmiendo en un piso de una alfombra persa de algo que ya no me pertenece.

domingo, 14 de agosto de 2016

Estás quemado

Dejé de repetir obras. Hubo espectáculos que vi varias veces y después como un acto cansino fui. La verdad que la experiencia no se la recomiendo a nadie si no le gusta el desplazamiento como un cuchillo asesino ante un flan. Nadie puede ver desde dónde se desarmó antes de servir.
Creo que la obra la vi desde los ensayos en compañía. Las pruebas y los andamiajes. Busque lo antinatural de quien actuaba para darme cuenta de lo era actuar. Después seguí con mis clases de teatro buscando ese instante y nunca me salió.
Varias veces volví por ese mismo momento de lucidez impensada en un mar que se mueve todo el tiempo. Hubo una vez, que la vi muy borracho después de un mago y el personaje me habló. Estaba en una esquina de la platea. No supe a quién le hablaba. Delataba muchos alientos. Me escapé a la salida e improvisé entre corridas por el mismo espacio que las unen.
Recalculé muchas veces. La última vez que la vi pudo pasar en dónde trabajo, ahora. O por Lali o Pichot en la radio, me quedé inmutado ante mi frigidez ante las cosas. Empezaron a usar sus auriculares, molesto para las alas.
Por eso también, podés dejar de hablar cuando hablás de política. Por quedarte para ver que dice un postrecito.

sábado, 13 de agosto de 2016

Qué encuentro

Extraño
a mis compañeros
como cada viaje
que hago.
Los veo
y de alguna
manera
los percibo
en las expresiones
de mi enfermedad.
Sin final.

Un duende me dejó en un mismo taxi libre.

"Va y viene, esto es una porquería".
Se nos hicieron las doce y nos quedamos sin Internet. Estoy ensayando varias formas de comprendernos. Tengo muchas tareas por resolver a la vuelta de mis vacaciones.
No me quise escapar de las letras pero estuve muy vago caminando y recorriendo lugares que me trajeron muchas nostalgias. Creemos todos que lo que vemos es algo nuevo. Fui a un lugar que retiene mucho de mis recuerdos, como también cosas nuevas. Sin anotaciones.
Ojalá algún día la vida cotidiana no tenga la tanta nostalgia sin ser nocturno.

lunes, 8 de agosto de 2016

"Por favor, alguien diga algo"

Las vacaciones me pesan solo. Me tomé pocas vacaciones desde 1993. Otras estuvieron mechadas por trabajo.
Mis mejores vacaciones fueron en Bolivia, después de un año de teatro. Después devino lo que RJ se escribió. Este blog quiso escribir encima y hoy se sienten las escaras en el ojete.
Había una anécdota de Soda Stereo en su último concierto en Chile de 1997. Después del camarín. Lo que se dijo.

sábado, 6 de agosto de 2016

Flan

Ese texto creo que se perdió en un barco.
Cada vez que estuviésemos juntos.
Estamos acá, en Mar del Plata.