domingo, 13 de marzo de 2016

Nadie se preguntó por tu esqueleto

Todos perdemos
los apadrinazgos
cuando se nos sube
todo el ego
a la hora de trabajar.
Algunos sabios
consejos aprendemos,
a pesar de las distancias.
Otros viajan. Vos no.
Algunos promocionan
su vida sin tanto marketing.
Lo que es la vida
solo luchando
contra uno mismo.
Eso es el ego,
Una lucha interminable
por un diálogo
que no nos sale,
solos separamos
las estructuras
frente a los que llaman
unidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario