viernes, 24 de abril de 2015

TheTreplevEmbrace

Si hiciese
a Reykjavik
seguro
nos sale lo mismo.
Con muchas comas,
adjetivos,
vueltas y más vueltas.
Algo que nadie
en estas tierras
se anima contarlo.
Un muro que
quizás
nuestra Nina,
a la que todos
piensan que
está de viaje, 
y se sostiene
hasta que
su pasión
se lo permita,
entre los caminos
le tiembla
dibujarse
(unaficción)

No hay comentarios:

Publicar un comentario