jueves, 12 de marzo de 2015

Sin flashes de un segundo

En la poesía
de circunvalación
se detuvieron
algunos aspectos.
Otros siguieron
la mera inercia.
Quedaron
rastros
del olvido,
que continúan
con partes
del rompecabezas
en casas
de fin de semana.

Lo que te atraviesa
en cada intento
por pujar
algún color
que te quede,
te despiden
con fraseos.
(Aunquë) a la vista,
se nublan.

Se suponía
que no debías
irte.
Otras cosas
pasaron.
¿Vos te creés
que todavía
es fácil revivir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario