miércoles, 25 de septiembre de 2013

La náusea

Puede suceder mientras salís hecho una sopa de las actividades con tus masturbaciones mentales concretadas bajo la ducha sobre tu frente con dolores en las manos de poner los brazos en alto sobre los desiertos con cintas que te transportan a la nada, el ruido ensordecedor de bajos que invaden estadios,  encendedores que pueblan despedidas, esas notas de color que quedaron sumergidas entre los sueños mientras se termina una fiesta y ves como un sobrino mayor autista y silencioso como vos, un tímido sos, que esquiva saludos y le da la mano a las hojas de una planta, tus amigos que militan calles son traicionados por sus origenes y activistas que se llenan la nariz con tus cancheras ambiciones cambian de colores las camisetas y las pintadas a tus espaldas, ambulancias último modelo con los colores más vivos metalizados y con sonidos de efectos de películas de sci fi  lleván a conocidos de tu infancia con la asistencia respiratoria haciendo juego con la cruz... la noche se hace larga.

Despertarte y que las vidas que se cruzan pasan en paralelo, los hijos no concebidos llenos de enfermedades en los andenes, mi madre se despierta del  abandono de un nieto en sus sueños, mi hermana moquea el robo del  nuevo remix del ya conocido novio que se te parece tanto a vos, compañeros de trabajo llenos de colapsos nerviosos al golpe de las persianas que bajan a los que persiguen la hora tarde, los fetos que no crecen en las ecografías y las preocupaciones, las guardias de la psiquiatra con la farmacia abierta, los jefes que se descontrolan su gesto inexpresivo al atracón de un asado arrebatado. Los autos se siguen prendiendo.

Todo pasa por la programación, todo se filma, no queda espacio donde la imaginación no es otra cosa que la evocación de un texto preconcebido, que sale de los genes, algunos se pueden acostar a leerlos como otros los producen sin escribirlos, publicarlo, postearlo, twittearlo, describirlo, grabarlo, pensarlo, analizarlo como un sueño de algún chamán y que recaiga sobre nuestra realidad registrada en la publicidad en el respiro de una embarazado, this is for you made from us.

A todos les chupa un huevo pero creo que nos debe pasar lo mismo, el ego que se nos colma en la náusea del último paquete ansioso de cigarrillos y los vasos llenos de leche negra de incomunicación en la inundadas ciudades de cámaras, micrófonos, luces, celulares y todo lo que simule un estudio de tv se deben estar dándo cuenta que tenemos una hamburguesa semicruda atragantándonos por la mañana. Evocar la ciclotímica vida en solamente las horas diurnas y un por favor no busques rastros de amor en estas líneas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario