martes, 27 de agosto de 2013

Flota

Trato de concentrarme.
Algo siento a la hora de cambiar,
con todas las desinformaciones
todo el tiempo
de dejarlo todo hoy
para recomenzar
el año que viene
y los que saldrán,
estudios nuevos
o los mismos
con mayor optimismo,
deseo puesto afuera
y relajar la soberbia
que te impulsa las arterias
del cuello para tener razón,
con cigarrillo en mano
y un vaso de cerveza
haciendo juego macabro.
Pateo los miedos
para adelante, siempre.
Ya van varios fallidos
donde perdimos la satisfacción,
después del te veo a la salida
y cómo te marca la espalda
el sudor con nicotina.

Más allá,
fue ponerte
en el último grito
de la moda,
un quincho,
el botox,
la solarium,
los calzones a cuadritos
embebido en nafta
rompecorazones,
las pantaletas apretadas
que te asfixia tu grasa.
y salís
para verte
viejo
lascivo

A cada día que dejás
pasarte en la ilusión
de la comunicación
con el celoso
sobre la mesa
y la tele antipática
te convertís
en el huevo podrido,
clásico de heladera del distraído.

No hay comentarios:

Publicar un comentario