jueves, 15 de agosto de 2013

con los analgésicos
para olvidar
elmiedoterrible
en general
no queremos escuchar
ese silbido
esas alarmas
las sirenas
esos análisis
que corren avenidas
con el crujir de las escaleras,
los dejás todo a un costado
y podés seguir,
rumeás
la prueba terror
con inocentes
lo tratás de llevar ese gramo
de arena incómodo,
a otros no,
es cierto
o a las alturas
de las circunstancias
para un después
tapar posturas,
lavarme los platos
y me apelmazo
en un quema neuronas
de mi adolescente habitación
donde no nos bancamos
lo que me pasa
que parte de una soledad
de costumbre
como despedida
del día

2 comentarios:

  1. huele a miedo, a acantilados y a huidas, no lo sé, pero me gustan tus palabras. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. cosas que suceden en una ciudad. Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar